El ministro de Seguridad de Santa Fe viene pidiendo un proceso de "mani pulite" en la provincia.


En medio del revuelo por la denuncia de cobro de coimas en el Poder Judicial, este martes se dio a conocer una escucha telefónica de la causa que alude al senador provincial Armando Traferri. Al día siguiente, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, destacó con ironía la falta de repercusión del diálogo expuesto en audiencia pública.

“El interés de la prensa local por audios privados es amplio y se difunden por doquier, pero no lo es por otros audios institucionales ¿Qué raro, no?”, escribió el funcionario al día siguiente de la audiencia en la que imputaron al fiscal Gustavo Ponce Asahad. De hecho, estuvo presente en el Centro de Justicia Penal durante la presentación de las pruebas que incluyen la mención del exintendente de San Lorenzo.

Por un lado, el politólogo volvió a la carga contra la difusión de sus mensajes privados para fogonear las críticas contra su gestión. Al mismo tiempo, aludió de manera indirecta a la relevancia del diálogo registrado entre el dirigente justicialista Darío Scataglini, hombre de confianza del legislador, y la secretaria del empresario Leonardo Peiti.

“En Santa Fe, necesitamos un proceso de mani pulite“, había reclamado Sain en los últimos días a partir de la investigación sobre una banda ligada a Ariel Máximo “Guille” Cantero, líder de “Los Monos”. La misma derivó en la renuncia del propio fiscal regional rosarino Patricio Serjal, el funcionario de mayor jerarquía bajo sospecha de corrupción hasta el momento.




Comentarios