El pronóstico anuncia que la semana en la ciudad arrancará con jornadas nubladas y lluvias aisladas.


Atrás quedaron los festejos por el Día de la Bandera, las protestas por la intervención de Vicentin y el feriado. Lo que persiste en Rosario es el mal tiempo, ya que se espera un domingo parcialmente nublado para el Día del Padre y lo que viene en la semana no promete ser mucho mejor.

A primera hora, la temperatura en la ciudad superó la mínima de 12° y el cielo estaba cubierto. Asimismo, había cierta reducción de la visibilidad, por lo que se reitera la recomendación de exremar precauciones en caso de salir a la ruta.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anticipó una jornada de menor a mayor con baja probabilidad de lluvias aisladas por la mañana. A partir del mediodía se esperaba una mejora leve y la máxima es de 19 grados con vientos desde el sur cuya velocidad disminuirá por la noche. Mientras tanto, la marca prevista para esas horas es de 12°.

Según datos oficiales, la temperatura empezará a descender a partir del martes y el viernes se perfila como el día más frío con una mínima de 6 grados.

Por otra parte, hasta el miércoles predomina alguna probabilidad de precipitaciones y cielo cubierto dentro del panorama sobre las condiciones meteorológicas locales. El jueves, en cambio, anuncian un día soleado como tregua antes del viernes.




Comentarios