La Lepra dio un paso más para la repatriación del atacante, al cancelar una antigua deuda con el Al-Ain de Emiratos Árabes.


Newell’s dio un paso más en la carrera por repatriar a Ignacio Scocco, al cancelar una antigua deuda de u$s325 mil que mantenía con el Al-Ain de Emiratos Árabes. La misma había sido contraída a mediados de 2013, cuando la Lepra le compró el pase.

A mediados de ese año, Newell’s hizo uso de la opción de compra del atacante -que entonces sería uno de los artilleros del torneo en el que los del Parque se coronaron campeones-, pero como nunca abonó por estar intervenido, se expuso a un reclamo ante la Fifa.

El TAS ordenó pagar a los árabes el capital más los intereses, que totalizaron u$325 mil. Ante el riesgo de que el club sufriera alguna sanción deportiva, se determinó la cancelación directa de esta deuda.

Lo importante es que la plata salió de la venta del 50% del pase de Ezequiel Usain, que todavía conservaba la Lepra. Defensa y Justicia pagó u$s400 mil netos por él, antes de que se le venciera el contrato el 30 de junio, lo que hubiera significado al club de Florencio Varela perder a un gran valor (que ahora posiblemente sea transferido en una cifra millonaria al Feyenoord holandés) y a Ñuls este dinero.




Comentarios