La víctima fue internada y luego derivada para operarla, pero sufrió un paro cardíaco después del accidente.


Los médicos del Hospital Roque Sáenz Peña atendieron este lunes a un hombre que llegó al lugar con una tijera de podar clavada en el pecho, muy cerca del corazón. El personal de guardia decidió derivarlo debido a la gravedad de la lesión y por la tarde se confirmó su muerte cuando iban a operarlo.

El accidente fatal tuvo lugar por la mañana sobre Spiro al 200 bis, cerca de Villa Manuelita. La primera versión que recogió la policía da cuenta de que la víctima estaba trabajando en altura y la escalera que empleaba se quebró. En ese momento, sufrió una herida importante y fue trasladado por la policía hasta el nosocomio municipal de la zona sur.

Ni bien lo atendieron, el paciente sufrió complicaciones a raíz del corte en la axila izquierda y decidieron derivarlo al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). El director de este último efector, Jorge Bitar, le confirmó a Radio 2 que el traslado concluyó con el ingreso directo a quirófano para operarlo, aunque no llegaron a salvar su vida.

“Estuvo descompensado hemodinámicamente. Hizo un paro cardiorrespiratorio y se realizaron maniobras de reanimación, pero no respondió”, detallaron desde el centro de salud luego de confirmar el deceso por el episodio ocurrido a primera hora. 




Comentarios