Aunque la reunión nacional pasó a un cuarto intermedio, el intendente de Rosario se puso al frente de las negociaciones para que los choferes vuelvan a los colectivos.


Este jueves rige la cuarta jornada de paro de transporte urbano de pasajeros en Rosario y en otras tantas ciudades del interior ante la incertidumbre de los trabajadores sobre el pago de la segunda mitad del salario correspondiente al mes de abril.

En ese contexto, el intendente Pablo Javkin se puso al frente de las acciones para intentar destrabar la medida de fuerza que en al ciudad mantiene paralizada la actividad en las tres empresas que operan en el servicio, una de las cuales pertenece al estado municipal.

Si esto hubiera pasado en capital se hubiera resulto el primer día“, planteó Javkin luego de conocer que la reunión llevada a cabo en Buenos Aires y de la que participaron referentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de todo el país, pasó a un cuarto intermedio para el próximo miércoles

“Es probable que hoy vuelva a tomar contacto con intendentes de otras ciudades e intentemos llegar a áreas del gobierno nacional para intentar destrabar el conflicto”, agregó el jefe comunal, en contacto con LT8.

Para el titular del Palacio de los Leones “la llave para que vuelvan al trabajo los choferes es o el subsidio nacional o el ingreso de las empresas a programa de asistencia al trabajo a partir del cual Nación paga una parte de los salarios”.

Javkin fue claro al reflejar la crisis que atraviesa el sector. “Una cosa es que sanitariamente no se use el transporte, otra cosa es el presente complicado que atraviesa el transporte en el interior de la argentina. Nosotros estuvimos prestando un servicio con el 15 por ciento de pasajeros, pero empleando el 80 por ciento de la flota. Es imposible de sostener eso desde el 20 de marzo sin nuevos subsidios”, añadió.




Comentarios