La "ceremonia" de los rosarinos empezó con una grabación de la pareja y llegó a tener hasta el lanzamiento del ramo.


Frente a la cuarentena decretada por el Gobierno nacional ante el brote de coronavirus, una pareja rosarina tuvo que suspender su casamiento pero igual festejaron a distancia con amigos y familiares. La falsa boda en plena epidemia se viralizó este sábado a partir del relato de la hermana de la protagonista.

“Cuando seamos viejos y contemos lo que pasó, no nos van a creer ni en pedo”, reza la tarjeta con la que Nahuel Ponce y Carolina Gudiño saludaron a sus seres queridos para cerrar el evento virtual que se llevó a cabo este fin de semana. Claro que todos respetaron la consigna de la tarjeta: “Quedate en casa”.

Con la marcha nupcial de fondo, los jóvenes recurrieron a la mejor prenda que tenían a mano en su departamento y posaron como si estuvieran frente al altar. Ella utilizó su vestido de 15 y él tuvo que apelar a un short de fútbol para completar el traje.

El clip que mandaron no tardó en tener respuestas iguales o más ingeniosas. Uno de los testigos grabó su brindis con una lata de cerveza en mano y varios comensales se pusieron a bailar frente a la cámara para sumarse a la celebración.

El casamiento real se postergó hasta el 9 de enero del año que viene. Sin embargo, el virtual fue todo un éxito. Así como no faltó cotillón para las selfies, tambien hubo una invitada que se animó a simular el lanzamiento del ramo de la novia en cámara lenta y lo atrapó detrás de su sillón.




Comentarios