La preocupante denuncia sobre agresiones de una pareja a su hijo de 4 años se diluyó este domingo a partir de la liberación de ambos por orden de la Fiscalía provincial. Fuentes oficiales explicaron que los primeros indicios que sugerían golpes fueron descartados a partir de nueva evidencia.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) detallaron que los exámenes médicos posteriores a la internación arrojaron resultados negativos al igual que las pericias fotográficas de las lesiones que presentaba Caín A. al ser atendido. Ninguno de estos reportes dio cuenta de signos de "violencia externa" y lo mismo ocurrió con el informe ambiental que recibió la unidad de Flagrancia.

La investigación judicial determinó que el cuadro broncoaspiratorio que sufrió el pequeño puede corresponder a una patología anterior. Esto el restó crédito a la primera hipótesis planteada en base a testimonios de sus parientes.

Ariel A. y Caren L. quedaron libres al mediodía este domingo y el MPA enfatizó que no hay "elementos de convicción que los vinculen a una situación de violencia familiar". Tampoco se los considera responsables de los problemas de salud de su hijo, aunque la causa sigue abierta para descartar cualquier tipo de agresoines hacia el nene.