Un hombre alcoholizado intentó escapar a toda velocidad de un control de alcoholemia, pero fue parado, se le hizo el test, y al dar positivo, se lo detuvo y le quitaron el vehículo.

El hecho ocurrió el viernes por la noche en la zona Jujuy e Italia. Agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) observaron a un sujeto claramente borracho subirse a un Chevrolet Corsa con intenciones de conducirlo. Los efectivos le hicieron seña para que se detuviera, pero el conductor aceleró a fondo por Jujuy.

Tras una persecución, lograron que pare en Alberdi y Cándido Carvallo. Allí le hicieron el control, que dio positivo. Además, no tenía documentación del vehículo, por ende lo detuvieron y le llevaron el auto al corralón municipal.