A mitad de año vence el contrato a la UTE que opera en zona norte, y ante la posibilidad de que se lo prorroguen, el gremio de recolectores solicitó que se le exija más inversión.


A mitad de año vence el contrato del servicio de recolección de residuos para la zona norte, hoy a cargo de la UTE Vega Engenharia Ambiental SA y Caputo SAICyF, que opera a través del nombre Limpar. Como es muy probable que se lo prorroguen, el gremio de recolectores abre el paraguas y pide que antes la compañía invierta.

“Es necesario que Limpar coloque más contenedores en barrios de zona norte que no tienen, y además acondicione camiones o ponga nuevos porque si no se deteriora el servicio”, advirtió Marcelo Andrada, titular del gremio.

“Seguramente le darán la prórroga a Limpar pero deben invertir en el servicio porque no queremos la avivada empresaria de no de invertir cuando no están en licitación definitiva”, apuntó y agregó que los trabajadores “deben cumplir sus funciones con las herramientas y elementos adecuados”.

Por lo pronto, el nuevo sistema de licitación de residuos en Rosario debería entra en vigencia el año próximo, por lo que debe abrirse el proceso de licitación nacional e internacional. Cabe recordar que el anterior sistema se puso en marcha en 2012, luego de varias prórrogas al vencer en 2007 el contrato que operaban las empresas Cliba y Lime.

“Confiamos en un nuevo servicio cuando se implemente que gane en eficacia y eficiencia para los vecinos y para que nuestros trabajadores cumplan sus tareas con un sistema adecuado”, cerró el sindicalista.




Comentarios