La carrocera Metalsur comenzará a ensamblar colectivos urbanos, lo que constituye una muy buena noticia para un sector que venía muy golpeado en los últimos cuatro años.

La empresa logró recuperarse de la brusca caída sufrida en el último tiempo, que la obligó a suspender a 400 operarios, luego del convenio que había alcanzado con la brasileña Marcopolo. La compañía del vecino país buscaba un abastecedor tras el cierre de Metalpar.

Carrocerías Metalsur se encuentra en la localidad de Villa Gobernador Galvez y "tiene los moldes para comenzar a ensamblar", señaló Antonio Donello, titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) sede Rosario.

Hasta ahora, la empresa local se encargaba del carrozado de colectivos de mediana y larga distancia, pero a partir de una fuerte inversión, también abarcará la fabricación de colectivos urbanos.

"Nos dijeron que van a empezar a carrozar colectivos urbanos y que hace unos 30 días aprobaron el proyecto en Brasil, para dos modelos diferentes, uno con motor delantero y otro trasero", senaló Donello.