El primer atentado fue la noche anterior. La última víctima es Horacio Yannotti, sucesor del ex titular del sindicato.


En una suerte de remake violenta de dos amenazas sucesivas contra dirigentes del Sindicato de Peones de Taxis hace diez días, este domingo se confirmó el segundo ataque a balazos en menos de 24 horas contra casas de gremialistas de la entidad.

Al igual que en el primer caso registrado la noche anterior en Santiago al 3000, no hubo personas heridas por los disparos contra la vivienda de Horacio Yannotti. El hombre que secundaba a Horacio Boix y luego lo reemplazó tras su suspensión ya había sido víctima en un episodio similar en su hogar de la zona sudoeste.

Un comercio vecino también resultó dañado por los proyectiles. (@radio2rosario)

Según informó Radio 2, el incidente tuvo lugar durante la tarde y el domicilio del secretario adjunto no fue el único blanco de los proyectiles. La vidriera de un local comercial lindero sobre Grandoli al 3900 también fue perforada por uno de los balazos.

La saga de amenazas con armas de fuego también incluye como destinatario a Carlos Lucio Llobera, otro de los integrantes de la comisión directiva del sindicato. Al gremialista le asignaron una custodia policial dinámica por disposición judicial en el marco de la investigación sobre administración fraudulenta que provocó el desplazamiento de Boix.




Comentarios