La vivienda del secretario adjunto del Sindicato de Peones de Taxis de Rosario, Luciano Llobera, fue baleada este sábado por la noche y creen que se trató de un nuevo ataque a raíz de la interna que se desató tras la suspensión de Horacio Boix como titular de la entidad.

Al menos dos disparos impactaron contra la casa de barrio Cura que ya había sido escenario de un episodio similar diez días atrás. Fuentes judiciales confirmaron que no se registraron personas lesionadas y en el lugar recolectaron la misma cantidad de vainas servidas calibre 9 milímetros.

De acuerdo a los primeros testimonios recabados en inmediaciones de Santiago al 3000, los vecinos escucharon pasar una moto antes de las detonaciones, aunque no habían dado con testigos presenciales. Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) agregaron que también se inició un relevamiento de material tomado por cámaras de seguridad en el sector cercano al country del Club Provincial.

El ataque se produjo cerca de las 23.45, cuando Llobera se encontraba durmiendo junto a su familia. A raíz del nuevo atentado, Fiscalía solicitó a la policía que implemente custodia frente al inmueble mientras continúa la investigación.