El comisario desplazado había dicho que la herida había sido provocada por el ataque de un tercero. El fiscal general ponderó el avance de la investigación.


En las horas previas a la audiencia imputativa contra el desplazado jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal, Mariano Valdés, herido en un confuso episodio sobre la autopista Rosario-Buenos Aires, el fiscal general de la provincia, Jorge Baclini, ponderó los avances en la investigación que está realizando el Ministerio Público de la Acusación ()MPA): “Se está llegando a una conclusión que nos va dando cierto panorama más claro”, se limitó a mencionar Baclini, quien además reconoció que “se trabó en la fiscalía general una disputa de competencia con el fuero federal que finalmente fue rechazada por el juez federal”.

Los dichos del fiscal general se enmarcan en un dato clave que recibió el MPA este lunes. Se trata del resultado de las pericias balísticas realizadas por la Gendarmería que permiten inferir que Valdés se disparó accidentalmente en la zona de la ingle aparentemente cuando comenzó el intercambio de balas con quienes se enfrentó. El análisis también dejó expuesto que el tiro recibido en el brazo derecho fue efectuado por un tercero en la escena.

Desde un primer momento Valdés expuso que fue emboscado por un vehículo desde donde empezaron a salir los disparos en el marco de un robo al voleo, hipótesis en la que también insiste su defensa.

Desde las 11.30 estaba prevista la audiencia en los Tribunales de Villa Constitución, instancia en la que también se esperaba imputar al también desplazado subjefe de la PFA Santa Fe, Higinio Bellagio, quien viajó desde la capital provincial para “asistir y colaborar” con su compañero, tal cual mencionó su abogado. Tanto Bellagio como Valdés están detenidos desde el viernes.

“Empezar a descubrir lo que realmente puede haber ocurrido demuestra que los avances han sido importantes”, insistió Baclini sobre el estadío del expediente




Comentarios