El chico ingresó al hospital junto a su familia un día antes del primer control clínico que tenían programado.


El Hospital de Niños Víctor J. Vilela confirmó este jueves que Benjamín Biñale fue internado a cinco días de haber recibido el alta en el efector. El nene herido en la cabeza por una bala perdida llegó acompañado por su familia y se encontraba estable clínicamente.

El chico de 8 años fue trasladado alrededor de las 11 de la mañana. Autoridades del efector informaron que había tenido fiebre en forma aislada mientras estaba en su casa de la zona noroeste. Según fuentes consultadas por Canal 3, decidieron que el menor se quedara a partir de los estudios complementarios.

La tomografía de cráneo que se le hizo a “Benja” reveló un pequeño sangrado, aunque en forma preliminar trascendió que estaba bien después del regreso al Vilela. El último fin de semana, el pequeño se había retirado caminando de la mano de sus padres y este viernes tenían previsto volver para hacerle un control, pero su estado de salud se complicó.

El nene cuyo caso conmovió a la comunidad del fútbol rosarino pasó casi una semana en coma farmacológico por la lesión que le provocó un proyectil que aún tiene alojado en su cabeza. Sobre su evolución, Javier Biñale comentó el lunes que a su hijo todavía le quedaban dos meses por delante para volver a la escuela, pero mantenía una mirada optimista sobre la recuperación.





Comentarios