Ubicada quinta en la lista de candidatos del Frente Juntos para la Legislatura, una dirigente peronista del sur santafesino desmintió este domingo haber sido notificada sobre una denuncia por enriquecimiento ilícito en su contra y aseguró después de ser electa diputada: "Esto no es casual".

A través de redes sociales, Lorena Bravo salió al cruce de la supuesta causa que se abrió por pedido del fiscal federal Javier Arzubi Calvo en Venado Tuerto. "De más está decir que estaré a disposición de la Justicia", afirmó luego de negar "enfáticamente" el hecho en cuestión.

La funcionaria de Anses manifestó su "sorpresa" ante el artículo periodística sobre una resolución de la Cámara de Apelaciones para habilitar su declaración indagatoria. Contra esa versión, respondió: "Tengo todo presentado en debida forma y tiempo".

Además de su trabajo en el organismo previsional, la abogada santafesina pertenece a La Cámpora y en diciembre debe asumir su banca en el rearmado de una Cámara de Diputados dominada por el socialismo. En el inicio de dicha transición, la letrada advirtió sobre la denuncia que ese tipo de maniobras "amedrentan pero no intimidarán" en el marco de su actividad política.

"Estamos viviendo tiempos donde lo que está en juego no es más ni menos la posibilidad de volver a tener futuro ante poderes mezquinos que nada tiene que ver con lo colectivo", concluyó la legisladora electa. A esto agregó: "Como abogada creo en la Justicia, estoy tranquila con mis actos".