Se trata del boliche "Club Fire", que volvió a abrir en mayo pasado en la zona sur de la ciudad. 


El concejal de Cambiemos Carlos Cardozo presentó un pedido de informes para que el Ejecutivo municipal “de manera urgente” explique por qué se permitió la apertura del local bailable “Club Fire” que había sido clausurado por supuestas vinculaciones con bandas narco.

Según el edil, el boliche había sido cerrado “en el mes de diciembre de 2018, cuando funcionaba en Oroño 4735, por diversas faltas municipales (como presencia de menores y factor ocupacional excedido) y también a pedido de la justicia por presumirse que se utilizaba como pantalla para el lavado de activos provenientes del narcotráfico”.

El concejal precisó que el local volvió a abrir en Arijón y Moreno en mayo pasado “con profusa publicidad en redes sociales” y que por estos días “está circulando un flyer convocando a una fiesta en el mismo local de Arijón y Moreno bajo la denominación ‘Puerto Riko'”.

“Resulta a todas luces, al menos, un desliz o una falta de atención que el municipio no haya actuado en forma preventiva y que no se haya enterado tal como nosotros tuvimos acceso a esta información”, señaló el edil de Cambiemos.

El concejal macrista precisó que “la administración de Mónica Fein tiene varias de estas ‘omisiones'”. Y mencionó “La apertura de Esperanto, local que tenía como principal financista al narco asesinado Luis Medina o la instalación de una franquicia internacional a un fondo de inversiones vinculado al lavado de dinero “.

“Es imprescindible que desde el Departamento Ejecutivo Municipal ponga a disposición de los concejales y la sociedad toda la información que tenga respecto a esta reapertura”, finalizó Cardozo.






Comentarios