Sergio Di Franco fue imputado por homicidio y la fiscal dijo que su actuación fue "más allá de sus deberes".


La Justicia provincial de San Lorenzo ordenó este martes mantener bajo prisión preventiva por 60 días al comisario acusado de matar a Juan Cruz Vitali, el automovilista baleado en Capitán Bermúdez luego de eludir un control policial cuando volvía de bailar junto a su novia la madrugada del domingo pasado.

Sergio Di Franco fue citado a las 9 de la mañana en los Tribunales provinciales de San Lorenzo como parte de la investigación a cargo de la fiscal Melisa Serena. El titular de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional XVII había quedado bajo arresto el mismo día del hecho, aunque sus superiores alegan que el disparo efectuado fue “accidental” en medio de un forcejeo.

La funcionaria a cargo de la pesquisa se mostró conforme con la resolución del juez Juan José Tutau y planteó: “Este no fue un hecho fortuito. Realmente hubo una situación que fue más allá de los deberes de la policía“.

La defensa del jefe de la Agrupación Cuerpos insistió en que Vitali cometió un “acto impruedente” al eludir el control sobre Avenida San Lorenzo y sostuvo la hipótesis del forcejeo previo al disparo fatal. Si bien solicitaron que el uniformado cumpla arresto domiciliario, el magistrado rechazó la propuesta y aceptó la calificación de homicidio agravado por abuso de autoridad y uso de arma de fuego.

Bajo la premisa de que el joven de 23 años fue víctima del gatillo fácil por parte de las fuerzas provinciales, la familia del muchacho y sus allegados se concentraron a las 8.30 para pedir justicia por el caso en el marco de la acusación formal. Los manifestantes marcharon acompañados por Alberto Perassi, el padre de la mujer desaparecida cuya causa finalizó con la absolución de todos los imputados.

“Juanito” fue recordado por sus parientes en redes sociales como parte del reclamo para que se esclarezca lo ocurrido el último fin de semana. Daiana Vitali expuso el “dolor e impotencia” frente al crimen y aseguró que están atravesando “una pérdida injusta”.

Juan Cruz era papá de dos niñas y había salido a bailar con su novia. (Facebook)

“¡La sangre tira y el dolor desgarra el corazón! Mi hermano evadió un control y eso no está bien, pero eso no justifica semejante manera de actuar”, manifestó la hermana de Juan Cruz el domingo para salir al cruce de quienes defendieron la versión policial sobre el incidente.

La joven sanlorencina hizo su descargo mientras espera que las autoridades lleven a cabo la autopsia para luego entregarle el cuerpo a su familia. Sobre el sus expectativas frente a la causa, señaló: “Sólo me queda confiar en que se hará justicia, aunque mucha esperanza no tenga”.






Comentarios