La información fue confirmada por el intendente municipal: "Abandonamos la fase 5 para retrotraernos a la fase 1, debido a lo que ha sucedido", dijo el mandatario visiblemente consternado.


La localidad de Oliva debió retroceder a fase 1, debido a los casos que comenzaron a reportarse este jueves y que hoy ya suman 24. Aún no se ha podido detectar el caso cero pero las autoridades decidieron regresar a la primera fase de aislamiento total para evitar más contagios. Las autoridades mencionaron una reunión familiar y un encuentro  religioso como los posibles lugares donde se habrían dado los primeros casos.

En total se hisoparon a 130 personas, contactos estrechos de los casos positivos, cuyos resultados se van dando a conocer a medida que van llegando. También fueron testeados los profesionales de la salud del Centro asistencial municipal.

Las autoridades locales informaron que hasta el 29 de julio, Oliva permanecerá en fase 1, permaneciendo abiertos solamente las actividades esenciales, como supermercados (a excepción de la sucursal Almacor que estará cerrado por 72 horas), carnicerías y despensas de barrio, en los horarios de 8 a 12.30 y de 16 a 20h. “Todas las flexibilizaciones que habíamos ido logrando, se pierden. Es decir que una peluquería no puede abrir, por ejemplo”, especificó el mandatario municipal.

Cabe señalar que en el supermercado Almacor se determinó su cierre dado que allí trabaja la persona que fue confirmada con COVID-19 en Pamapayasta.

El intendente Octavio Ibarra, lamentó la situación, declarando que “estamos en una situación de aislamiento, diferente al resto de la provincia. Hablábamos de una pospandemia y de pronto nos encontramos con esto. Es doloroso y complicado. Un retroceso total”, describió.

También señaló que sólo una persona por familia podrá salir a realizar las compras, detallando las recomendaciones para la fase 1 que se extenderá por 14 días, evaluándose oportunamente de acuerdo a cómo continúe la situación epidemiológica en la localidad.




Comentarios