Esta tarde durante la sesión de la Cámara de Diputados de la Nación, la legisladora Roxana Reyes denunció presiones y control de la información que circula en Santa Cruz.

Dijo que el gobierno provincial aplica distintas formas para censurar el contenido de los medios, evitar críticas y callar las voces no alineadas con el discurso oficial. La Doctora reclamó por una situación vivida en los últimos días a propósito de la publicación de una nota de opinión en la que planteaba por la situación de los medios y periodistas en Santa Cruz.

Reyes escribió una nota de opinión que fue publicada en el Diario La Nación sobre el NODIO, el nuevo ente creado por el Gobierno Nacional para auditar y controlar el contenido emitido por los medios.

En dicho artículo Reyes describió la situación de los periodistas y medios de Santa Cruz a lo largo de los sucesivos Gobierno Kirchneristas, y expresó su opinión sobre la voluntad de control de la opinión pública que muestran los dirigentes oficialistas.

Luego de que la nota saliera a la luz, funcionarios del Gobierno Provincial se comunicaron con la legisladora para cuestionarla y presionarla por sus dichos.

Ante esta situación, la Diputada Nacional planteó una cuestión de privilegio en la Sesión de la Cámara de Diputados para denunciar lo sucedido y exigir a la gobernadora Alicia Kirchner que respete la libertad de expresión y deje de censurar y demonizar a medios y periodistas.

Reyes remarcó que no hacía este reclamo a título personal sino que lo hacía teniendo en cuenta la situación tan compleja que esto representa para los vecinos de la provincia, ya que demuestra cómo se presiona y se acalla a las voces que no están alineadas con el discurso oficial y por lo tanto sesga la información.

«No podemos tolerar este tipo de acciones de amedrentamiento y presión. Esto es parte de lo que sufren los periodistas de la provincia todos los días, porque desde el Gobierno se controla lo que se dice, se presiona a los que no están de acuerdo y se opera para callar las voces opositoras», manifestó la Legisladora.

Reyes dijo que los medios públicos son usados como parte de la propaganda oficial y no están destinados a informar a la comunidad. Remarcó, además, que son herramientas claves para buscar el control de los mensajes que circulan en la comunidad.

«En una sociedad democrática no se pueden bajo ninguna circunstancia restringir el derecho de expresión y comunicación. Mucho menos acallar ciertas ideas u opiniones simplemente porque no estamos de acuerdo con los que ellas dicen», finalizó.