La novedad se da a partir de la remisión de muestras al Instituto Malbrán, donde se detectó en Río Gallegos el primer caso de paciente positivo a Covid-19 contagiado con la variante Manaos.

Se trata de un paciente de 12 años que se encuentra en buen estado de salud, según las autoridades sanitarias. Y ahora lo que queda es realizar la investigación epidemiológica para identificar la trazabilidad del contagio.

En este sentido es que desde el Ministerio de Salud se reitera la necesidad de reforzar las medidas de prevención y cuidado tales como el lavado frecuente de manos, el uso de barbijo, ventilación de los ambientes, distanciamiento social y el cumplimiento estricto de protocolos sanitarios.

La variante Manaos se detectó en un menor de 12 años.BBC

El ministro de Salud de Santa Cruz, Claudio García, dijo a LU12 AM680 que el menor de 12 años contagiado con la cepa brasileña “no viajó” a zonas con transmisión de ese virus y que estudian el nexo con un familiar que sí lo hizo y era asintomático.

García despejó dudas al indicar que “entre un 7 y 8% de los contagios corresponden a menores y de ellos, un porcentaje es en chicos pequeños” por lo que el caso de la variante Manaos “se hisopó ante la sospecha que existía un posible Covid”.

Aseguró que en esta instancia se trata de “brote”, sin embargo, alertó sobre su “contagiosidad” elevada y dijo que “reviste mayor gravedad”.

En tanto, consultado por si recibe un tratamiento diferenciado, García señaló que “la característica de la acción sanitaria no es distinta a la que se hace con la cepa común: se lo mantiene en aislamiento, se hace el estudio epidemiológico de cómo la cepa pudo haber llegado al niño, se realiza el monitoreo de salud y los controles como se hace comúnmente”.

El ministro de Salud, Claudio García aseguró que al igual que sucede en el resto del país, cualquier cepa extranjera puede circular en la provincia. Sin embargo, aclaró que por el momento no es posible afirmar que exista transmisión comunitaria.

Sobre los testeos a menores, García aclaró que “hay chicos de 1 o 2 años que se han hisopado porque existe la sospecha de que puede ser Covid, más ahora con las nuevas cepas que también afectan a los menores. Hoy, no es una práctica frecuente, pero está dentro de las posibilidades para evaluar en los niños”.