Está detenido como el único sospechoso por la muerte de quien era su pareja y quedó imputado como autor presunto de los delitos de homicidio agravado por mediar violencia de género, por el vínculo y por el uso de un arma de fuego, lo que le valdría la pena máxima si es hallado culpable, de acuerdo a lo informado por la Justicia de Río Cuarto.

//Mirá también: Río Cuarto: a juicio por intentar matar a su mujer

Se trata de un caso que conmovió a la comunidad de Río Cuarto y la provincia, este fin de semana, con el hallazgo del cuerpo sin vida de Jael Lara Gigena, de 21 años, que yacía frente a su domicilio, con una herida de bala en la cabeza.

De inmediato, todos los caminos condujeron hacia Ariel Nicolás Torres, de 24 años, a quien encontró la Policía tras el testimonio de su hermana, que fue quien lo denunció al verlo llegar a su departamento, con un arma de fuego en la mano.

//Mirá también: El intento de femicidio en Holmberg: el día que la mujer se iba de la casa, la agarró a martillazos

Tras la imputación del detenido, el fiscal Fernando Moine comentó que “no hay denuncias previas de violencia de género, pero era una pareja con idas y vueltas... No andaban bien, según lo que está surgiendo a priori”, relató a La Voz del Interior.

“Todo es objeto de investigación y de recolectar pruebas y testimonios. El autor del crimen ya fue detenido e imputado y debe ser indagado. Somos respetuosos de los familiares de la chica. Están en shock. Se les tomará testimonios más adelante para conocer qué pasaba con esa pareja”, completó.