La Justicia chaqueña sobreseyó a un joven de etnia Qom, en una causa por tenencia de drogas. El hecho es de carácter histórico para la provincia, pues es la primera vez que la sentencia, en el ámbito de la justicia penal juvenil, está redactada parcialmente en la lengua originaria.

El encargado del fallo es Gonzalo García Veritá, juez de Niñez, Adolescencia y Familia de Castelli, quien subrayó que los legisladores piden a los jueces “que traduzcamos la real medida para el restablecimiento de derechos de adolescentes que cometen delitos”.

En su sentencia al joven de etnia Qom, el juez escribió: “C., he valorado tu enorme esfuerzo por crecer y desde el juzgado te acompañamos para que en esta etapa nueva pueda seguir este camino alejado de lo que no te hace bien. A seguir estudiando y trabajando como venís haciéndolo. Lo que pasó, quedó atrás gracias a tu compromiso, y el de tu familia. No tendrás que pagar ninguna multa, ni tampoco hacer otras tareas para el juzgado, el juicio terminó y fue por tu compromiso. Que sigas bien, Gonzalo”.

Sobre el sistema penal juvenil, García Veritá señaló que estrategias para la escolarización, la prohibición del consumo de drogas y la prevención de realización de nuevos delitos se encuentran en uso, y aseguró que, de cumplirse estas condiciones, “los magistrados tenemos la posibilidad de aminorar las penas o directamente no aplicarlas”.

“Es muy importante que tengamos presente cómo se llevan adelante las estrategias de gestión de la justicia penal juvenil una vez que se produce un delito que se le atribuye o en la que haya participado un adolescente y de qué manera se acompaña a las distintas estrategias de políticas públicas para el restablecimiento de derechos”, explicó el magistrado.

Sobre el proceso para delincuentes juveniles, el juez aclaró que no es el mismo que el cual se aplica para adultos: “Entendemos que si un adolescente está en contexto de la delincuencia está inmerso en un contexto de vulneración de derechos”.

García Veritá expandió estas declaraciones al afirmar que la justicia acompaña al adolescente para lograr el eventual restablecimiento de sus derechos. Entretanto, indicó que el trabajo del Estado es “sacar al adolescente de ese lugar y desarrollar políticas públicas para que pueda correrse de una situación de vulnerabilidad”.