Gabriel Aucar es profesor de Educación Física y auxiliar de Secretaría en un colegio de Resistencia, Chaco, y desde hace diez años es bombero voluntario. Este viernes partió rumbo a Corrientes para ayudar a apagar los incendios que acechan distintas partes de la provincia.

Gabriel Aucar junto a otros bomberos voluntarios. Foto: Norte

Al regresar al Colegio San Roque, su lugar de trabajo, alumnos y docentes lo sorprendieron con un emotivo recibimiento.

“Hace diez años que soy bombero voluntario. Me gusta y me apasiona estar ahí. Lo hago por la propia vocación, nunca busqué sacar un mérito de esto”, contó el joven en diálogo con “Norte”.

El joven, que también es voluntario de la Cruz Roja Argentina en la filial Resistencia y guardavidas, agregó: “Este aplauso no lo hago propio. Lo tomo y lo reparto a todos aquellos que hoy son bomberos voluntarios y de la Policía, y a quienes quieran sumarse. No es solamente por mí y para mí. Es para todos mis compañeros, los que fueron y los que se quedaron”.