En el marco de la pandemia de COVID-19, un mapa publicado por el Gobierno nacional detalló que son cuatro los departamentos de Chaco que se encuentran en “riesgo medio” epidemiológico de Coronavirus. Estos son Almirante Brown, General Güemes, Libertador General San Martín y Mayor Luis J. Fontana.

A su vez, los departamentos de Comandante Fernández y San Fernando se mantienen en la categoría de “alto riesgo”. Entre todas las subdivisiones mencionadas, más de 700.000 habitantes de la provincia se encuentran en una zona de riesgo.

El mapa difundido clasifica a las localidades y departamentos del territorio argentino según las siguientes categorías sanitarias: bajo riesgo, medio riesgo, alto riesgo y alerta epidemiológica. Esta información se utiliza para tomar medidas adecuadas a la situación de cada subdivisión del país.

Para medir el avance del virus en materia de contagios y saturación del sistema de salud, son tres los indicadores utilizados por el mapa: razón, incidencia y oferta local de camas de terapia intensiva.

En el caso de los departamentos chaqueños afectados, al estar ubicados en la categoría de riesgo medio, las autoridades provinciales están a cargo de tomar medidas preventivas para reducir el número de contagios. En cuanto a aquellas zonas de riesgo alto, se limita el funcionamiento de comercios y se restringe la circulación.

Es en este contexto que el gobernador Jorge Milton Capitanich confirmó que Chaco continuará con las medidas vigentes hasta ahora. Por ende, siguen prohibidas las reuniones en espacios cerrados (con la excepción grupos convivientes) y se mantiene la restricción de circulación de personas entre las 22:00 y 6:00 horas.