En un operativo de prevención en la noche del viernes y la Policía del Chaco detectó menores de edad en un boliche bailable, a altas horas de la madrugada. El comisario a cargo llamó a la Dirección General de inspecciones de la Municipalidad y nadie jamás lo atendió.


El viernes por la noche la policía de la Provincia desplegó un operativo de prevención de presencia de menores en boliches bailables. Hecho que está penado en el código de faltas de acuerdo a los artículos 44, 46 y 75.

En plena recorrida llegaron a un famoso “boliche” conocido como “Divinamente” ubicado en Avenida Sarmiento al 2500 donde detectaron la presencia de jóvenes “que por su contextura física se veían menores de edad”. Al confirmar que la mayoría de ellos no superaba los 16 años se labró un acta al dueño del lugar.

Menores bailan, sin controles, hasta la madrugada.

Hasta allí era un procedimiento normal, lo irregular y grave sucedió, cuando el comisario a cargo del operativo llamó a la Dirección General de Inspecciones de la municipalidad de Resistencia que es la encargada de controlar y actuar en este tipo de contravenciones y después de varios intentos de llamadas por teléfono, nadie respondió.

La presencia de menores en boliches hasta la madrugada.

Es decir que en la oficina no había nadie de guardia un viernes a la noche y como consecuencia el lugar aún no está clausurado y no hay sumario realizado por parte de la Comuna. Solo está la actuación policial que al ser una contravención y no un delito, no puede hacer mucho más que lo actuado en la noche del viernes.






Comentarios