Lo hicieron organizaciones ambientalistas para denunciar el desmonte. Desde el Gobierno provincial destacaron los trabajos realizados en la conservación de la especie.


La organización ambientalista Greenpeace junto al colectivo de organizaciones Somos Monte, velaron una escultura gigante de un yaguareté en la puerta de la Casa de Gobierno del Chaco, bajo una lapida con la leyenda “muerto por el desmonte”.

De esta manera los activistas reclamaron “por los desmontes ilegales que están llevando a esta especie a la extinción ya que actualmente, los últimos 20 yaguaretés sobreviven en la región chaqueña y sólo quedan 250 en el país“.

Chaco es la provincia que más ha deforestado ilegalmente en los últimos tres años“, denunciaron desde la organización.

Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de bosques, sostuvo que “los desmontes están arrasando con el yaguareté y con nuestro monte. Los efectos de la deforestación los estamos vivenciando y con más crudeza. Las inundaciones que están azotando la provincia en los últimos meses son más graves por la destrucción de nuestros bosques nativos”.

Greenpeace denunció la complicidad entre el gobierno de la provincia y grandes empresarios agropecuarios para deforestar en zonas prohibidas.

Ante esto, sin mencionar a Greenpeace, el gobierno salió a aclarar que trabaja junto a la Red Yaguareté, a través de un convenio firmado en 2018, en el rescate y conservación de esta especie.

Aseguraron que se profundiza el trabajo para fortalecer la conservación, el mejoramiento del hábitat y la investigación de las especies que componen la fauna autóctona, entre ellas al Yaguareté, en áreas protegidas como los Parques Provinciales Loro Hablador y Fuerte Esperanza, y el Parque Nacional El Impenetrable, que consta de 128 mil hectáreas.

Técnicos de la Dirección de Fauna del Chaco, expertos del Conicet, Parques Nacionales y la Fundación Red Yaguareté confirmaron un avistamiento de huellas de yaguareté en el departamento Almirante Brown hace tres semanas. Esto provocó un enorme despliegue de agentes de Fiscalización junto a la Policía de la provincia para evitar cualquier intento de cacería.




Comentarios