A inicios del 2019, un cuero de yaguareté expuesto públicamente en un hotel de la localidad salteña de Iruya fue decomisado a raíz de una denuncia de la Red Yaguareté. La preocupación por esta exposición era creciente especialmente por estar en un lugar de gran afluencia turística.

En los últimos días, se dio a conocer que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación Argentina multó al establecimiento por U$S 2.800, que equivalen a más de $ 250.000. La gravedad de este caso se acentúa porque esta piel pertenece a uno de los últimos ejemplares que habitan en las Yungas del Noroeste Argentino, uno entre 100 o 120 ejemplares nada más.

Las especies en peligro de extinción siguen perdiendo ejemplares por la acción del hombre y la destrucción del hábitat en Argentina, y uno de los casos más emblemáticos es el del yaguareté. (Andres Bosso/Parque Nacional/Télam).

Especialmente, al estar expuesto en un sitio público de gran afluencia turística, alarma la falta de conciencia de delito y de controles en la zona. Por esta razón, la Red Yaguareté manifestó una gran preocupación al Ministerio por la liviandad del monto de la sanción administrativa económica, y solicitó públicamente que se eleve, además de sancionar penalmente a la infractora.

Esta petición incluyó también el deseo de que el mismo Ministerio se presente como querellante penal para luchar por los derechos del animal muerto, que hasta ahora no se hizo. La Red Yaguareté es una fundación sin fin de lucro que se dedica a conservar la naturaleza local, con un foco especial en el Tigre Americano.