El Ejecutivo jugará fuerte y envía los dos proyectos para endeudamiento y cambios en la ley de moratoria para ser tratados sobre tablas.


Por un lado, los $ 5.000 millones del convenio por el Fondo Fiduciario firmado con Nación, de los cuales se desembolsarán 2.000 millones este mes.

Por el otro, la posibilidad de colocar el remanente de 50 millones de dólares (alrededor de $ 4.000 millones con la cotización oficial). Ayer entre la tarde y la noche había reuniones de los bloques opositores para definir la postura.

Vale recordar que para poner la Cámara en Comisión se necesitan los 2/3 y luego una mayoría simple en caso que se avance por la positiva.

Desde Juntos por el Cambio ya adelantaron que no acompañarán la nueva emisión de deuda. En tanto que en el bloque del PJ y el Interbloque dentro de Chubut al Frente se debatían qué postura iban a tomar.

Algunos diputados peronistas ya habían adelantado que acompañarían, con críticas hacia la gestión económica, pero “sin ir contra los derechos de los trabajadores”, ya que con la nueva deuda el Gobierno podrá cumplir con el pago de los sueldos.

A última hora vía Zoom se decidía cuál iba a ser la posición del Interbloque, donde conviven diputados madernistas y sastristas. Había un gran hermetismo, con lo que la visión se verá en los hechos a la hora de votar.

Pero habrá otros condimentos. Un dato no menor es qué pasará hoy en la Cámara, donde deberá concurrir Ricardo Sastre para presidir la sesión, luego de lo que ocurrió días atrás, con una manifestación en plena Presidencia y la decisión de suspender.

También se produjo le reunión virtual de los empleados legislativos. Ayer había mucho malestar en APEL con el proyecto ingresado de los diputados Juan Horacio Pais (Chubut Al Frente) y Manuel Pagliaroni (Juntos por el Cambio), para el cambio del Reglamento Interno: en términos técnicos se prevé sustituir el Artículo 9 bis incorporado mediante Resolución Nº 0893/20 al Reglamento de la Legislatura.

“Una vez más quieren modificar el Reglamento y no se le dio prioridad a los puntos que habíamos acordado”, manifestó el titular del gremio legislativo de APEL, Ángel Sierra, a Jornada. “Evidentemente quieren buscar una alternativa para modificar el Reglamento y no contar con los empleados de la Legislatura”.

Por otro lado, indicó que “nosotros estamos con medidas de fuerza porque nos deben tres salarios. Nos pagaron uno, accedimos a colaborar por los endeudamientos, que eran necesarios y había que tratar”.

“En este contexto de querer llevar una sesión con normalidad con todos los salarios atrasado y nadie da seguridad si te van a pagar los salarios de agosto, se hace muy difícil.

Quiero hablar con la gente, porque tenía una mirada y en base al pedido del Ejecutivo conmigo para hacer la sesión, que eran 4 o 5 puntos y nada más, hoy nos encontramos con otra realidad. Será difícil de poder llevar algo con normalidad cuando faltan a la palabra”.

Como todo en la Legislatura en los últimos tiempos, habrá que esperar hasta las 9 de hoy para ver cómo se suceden los hechos. En el entorno de Sastre, ayer eran optimistas de que la Cámara pueda funcionar con normalidad.




Comentarios