La Asociación de Sanatorios del Este del Chubut (Asech), que nuclea a las clínicas de Rawson, Trelew, y Puerto Madryn, advirtieron que "peligra la normal continuidad de las prestaciones".


En una solicitada publicada en los diarios locales bajo el título “la salud está en terapia intensiva”, los propietarios de sanatorios aseguraron que, producto del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus, vienen trabajando “a un 25 por ciento de su capacidad”, con lo cual la “estructura de costos fijos resulta letal”.

Sanatorio privado

En este sentido, explicaron que el contexto de emergencia sanitaria por la pandemia derivó en “la suspensión de las cirugías programadas, no se atienden accidentes laborales y los pacientes acuden menos a sus médicos“.

En el texto, la entidad reprocha que la obra social Seros (de los empleados públicos provinciales de Chubut) que “representan el 65% de la facturación, adeuda a la fecha parte del mes de enero y todo el mes de febrero, en tanto el resto de las obras sociales sindicales, prepagas y ART tienen suspendidas sus cuentas corrientes por falta de pago”.

No obstante, reconocen que el gobierno de Mariano Arcioni los ha “atendido y escuchado en reiteradas oportunidades” pero reprochan que “hay pasividad en las acciones concretas“.

ISSyS

“Si a eso le sumamos los aumentos de ausentismo del personal, la escalada de precios, los aumentos salariales, no tenemos dudas de diagnosticar que la salud está en terapia intensiva”, afirmaron los dueños de clínicas privadas.

En este punto, resaltaron que”no puede pasar más tiempo” sin que se atienda su pedido porque “la sociedad necesita que los consultorios sigan funcionando durante la pandemia y en la pospandemia”, y adviertieron que, “si no hay respuesta”, se verán “obligados a tomar medidas de acción directa”.




Comentarios