En la mañana del martes se inició la remodelación de las galerías ubicadas en el sector noreste, las 4 y 5, que cuentan con una particularidad: son las más antiguas del Cementerio Municipal.

La obra sufrió retrasos por motivos la pandemia y que se encuentra dentro del plan de obras de acondicionamiento del lugar.

Se solicita a los asistentes tener la precaución del caso ya que hay obreros trabajando y dichas obras iniciadas.

Franco Sanmartino, Subsecretario de Servicios Públicos y Transporte, enumeró los procesos constructivos que se vienen desarrollando: “El año pasado se amplió la capacidad con la construcción de 88 nichos, y en un trabajo conjunto, con el apoyo del SEOM y con personal de Higiene y Seguridad Municipal, este año se está avanzando en la culminación de la sala de reducciones”.

Y explicó que dicha sala de reducciones “ya se encuentra techada, con sus respectivas aberturas y las próximas semanas se estarán colocando los cerámicos, la grifería y demás artefactos, para luego pasar a los detalles de terminación final”.

Cabe destacar que, desde hace algunas semanas todo el sector frontal que da a la vía pública cuenta con un nuevo refuerzo de iluminación, lo cual aporta a la seguridad vehicular y peatonal del sector.