La próxima semana, específicamente, el 12 de mayo, vence la ley de biocombustibles a nivel nacional. Y pese a tener media sanción del Senado para su prórroga, aún no hay acuerdo en la Cámara de Diputados. En ese marco, el concejal del PDP - FPCyS, Lisandro Mársico, presentó un proyecto de resolución para pedirle a la Cámara Baja “el urgente tratamiento y aprobación del proyecto para extender la vigencia, hasta el 31 de Diciembre de 2024, de la Ley N°26.093 “Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles”.

El edil llegó a esta decisión luego del encuentro mantenido junto a Carla Boidi, Marcelo Trigueros y Verónica Geese ex Secretaría de Estado de la Energía de la Provincia de Santa Fe. “En este sentido, resulta de suma importancia su rápido tratamiento para brindar institucionalidad en el largo plazo y certidumbre a un sector que depende plenamente de dicho régimen de promoción para poder subsistir y continuar desarrollándose; actualmente está dispuesta la mezcla de biodiésel de soja en el gasoil (10%) y del etanol de caña y maíz en las naftas (12%)” informó Verónica Geese.

Si el plazo vence y no se prorroga la legislación, las petroleras no comprarán más biocombustibles y no será necesario producirlos con el consiguiente cierre y despido del personal. El biodiesel argentino genera unos 300.000 empleos, entre directos e indirectos en el País. La discontinuidad de la referida Ley no sólo generará un enorme daño a las economías de las provincias productoras, con pérdida de miles de puestos de trabajo, sino que echará por tierra inversiones por miles de millones de dólares realizadas en los últimos 15 años”, sostuvo Carla Boidi.

“En el mundo existe una tendencia creciente a aplicar mecanismos que exijan la utilización de biodiesel para diésel fósil, estableciendo mandatos de mezcla obligatoria y generales, como así también indirectamente a través de fijación de metas de reducción de gases de efecto invernadero (GEI)”, manifestó Verónica Geese.

“Que al contemplar la matriz energética argentina para el año 2019, se observa que el 10,7% provino de fuentes renovables de energía. En este sentido, la utilización creciente de aceites y alcoholes vegetales para la generación de biodiesel y bioetanol ha tenido una tendencia creciente en la última década. Por lo cual, en pos del objetivo de diversificar las fuentes de energía y depender menos de carburantes fósiles, los biocombustibles se posicionan favorablemente para mejorar el desempeño ambiental del país”, agregó la ex Secretaría de Estado de la Energía de la Provincia de Santa Fe.

“El corte obligatorio establecido en la ley 26.093 de naftas y gasoil con biocombustibles implica una innegable contribución a la sostenibilidad ambiental, al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del calentamiento global” dijo Trigueros.

“En Argentina hay más de 54 plantas productoras de biocombustibles, radicadas en 10 provincias que generan valor agregado en el lugar de origen y divisas genuinas y corren riesgo de desaparecer, si no se prorroga la ley actual. La provincia de Santa Fe concentra un 82% (18 plantas) de toda la capacidad productiva de biodiesel del país, principalmente en la zona del Gran Rosario”, finalizó el Concejal Lisandro Mársico.