El director del Hospital de Rafaela, Dr. Diego Lanzotti confirmó a la prensa que se enviaron a analizar 10 muestras y que el resultado fue sorprendente: 8 de ellas fueron de la cepa Manaos. Y las otras dos, son desconocidas, es decir, que aún no fueron reportadas como mayoritarias a nivel internacional.

“El virus ya no es el mismo”, sentenció quien dirige el “Dr. Jaime Ferré” de Rafaela. Y las cifras son claras: en el pico del 2020, tuvieron 65 internados. Hoy, tienen 110. Y saben que aún no pasó lo peor.

Esto podría justificar la dura realidad epidemiológica que vive Rafaela, que ha superado los 10.000 casos y los 200 muertos en 14 meses de pandemia. Si bien no hay una certeza, hay una base clara para entender que es la de Manaos, es la cepa prioritaria en Rafaela, atacando mucho más a los jóvenes y haciendo que las estadías en terapia intensiva sean más largas.

Hace un mes y medio, la Ministra de Salud, Sonia Martorano, había confirmado que habían detectado una paciente con la cepa de Manaos en Rafaela. Al día siguiente, falleció. La secuenciación genética se hizo en el INTA Rafaela.