Este mediodía se conoció la decisión del intendente Luis Castellano que implica que todas las actividades (salvo las esenciales) dejen de practicarse de 20 a 6, desde la medianoche del domingo. Y esto causó mucho malestar dentro del sector gastronómico.

Silvina Imperiale, presidenta de la Cámara de propietarios de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y afines de Rafaela (CAPHREBAR), le dijo a Vía Rafaela que "el sentimiento del sector como consecuencia del impacto fue de mucho malestar, porque claramente la sensación fue que el hilo se corta siempre por lo más delgado".

"Somos los fusibles, porque somos la única actividad que se ve restringida. Que vos achiques dos horas el supermercado o los comercios del centro o de cercanía, no significa ningún impacto. Pero sí lo es para la gastronomía, de noche", dijo.

"Si bien la gastronomía arranca con el desayuno, sigue con el almuerzo y la merienda, hay muchos negocios que abren a esa hora. Son los clásicos lugares que vamos después de cenar. Esa gente no puede trabajar por delivery: ¿cómo mandás un lomo con papas y salsas o una cerveza artesanal por delivery?", se preguntó.

El "take away" (el llamar, hacer el pedido y pasarlo a buscar) también quedó prohibido con la decisión. "Hasta ahora, lo que sabemos, es que no existe", indicó.

Como consecuencia de esto, este domingo habrá una reunión virtual entre todos los integrantes de la Cámara, para "ver qué podemos plantear, ver distintas alternativas o ver cómo hacer para que duela lo menos posible", completó.