Así se confirmó en la tarde del lunes, luego de una reunión en el Hospital. Hay tres fases y se está a punto de avanzar. Para el Dr. Leonardo Parra, esto se daría en dos semanas. Escuchá el audio.


En la mañana de este lunes, en el Hospital “Dr. Jaime Ferré” se desarrolló una importante reunión, en donde se determinó que en unas dos semanas, los pacientes de otras patologías que reciban desde el efector público puedan pasar a las clínicas y sanatorios de la ciudad. Esta es la primera resolución que se adoptó en pos de que el Hospital solamente atienda pacientes con COVID.

La confirmación de esto llegó por la tarde, a partir de un comunicado oficial por parte de la Dirección Regional de Salud Rafaela. Allí se decía que “funcionarios del Ministerio de Salud de la Provincia se reunieron con el director a cargo del Hospital Doctor Jaime Ferré, doctor Diego Lanzotti, y representantes de los efectores de salud privados, a fin de articular instancias de coordinación de los sectores públicos y privados en la contingencia viral de Covid-19“.

“Al respecto, se consideran tres etapas donde, en la situación que así lo requiera, y que el hospital se encuentre superado en su capacidad de camas, los pacientes no Covid-19 serían derivados al sector privado para dar respuesta a sus correspondientes problemas de salud. Es importante aclarar que será un profesional médico moderador quien se ocupará del monitoreo de las derivaciones“, concluía esta información.

De acuerdo a las estimaciones, en entre 10 y 15 días, se llegaría a un número de pacientes críticos, en donde se pasaría de fase. 

En este sentido, uno de quienes participó de este encuentro fue el Dr. Leonardo Parra, quien en diálogo con Somos Rafaela, manifestó que “evaluamos a este acuerdo, que estaba casi armado en el mes de marzo. Al no haber más casos, se relajó. Pero vemos que la situación comienza ser compleja, dificil. Entonces, estamos viendo de qué manera articular, para contaminar la menor cantidad de espacios posibles. De no ser así, vamos a tener todos los espacios contaminados”. 

Parra detalló los pasos: “en esta primera etapa, va a estar dedicado el Hospital a la atención de los pacientes COVID y no COVID, como hasta ahora. En la segunda etapa, cuando se sobrepase su capacidad, todo el Hospital se haría cargo de todos los pacientes de COVID y ahí actuaríamos todos los privados haciendo todas las patologías no COVID: partos, emergencias, traumatismos… todo lo que sea hospitalario“, detalló.

Con respecto a los plazos, Parra relató los dichos del ahora director del Hospital, Diego Lanzotti: “nos dijo que llegan dos pacientes por día. Pero no se van dos pacientes por día. Son internaciones prolongadas. De los 5 pacientes con respirador, dos tienen menos de 30 años. Es para resaltar, porque uno cree que la juventud se va a salvar”.

“Afortunadamente, llega la primavera. Pero van a darse reuniones y la posibilidad de contagio va a seguir y será mayor. Si es así vamos a llegar a esta segunda etapa, a principios de octubre, con mucha gente“, completó.

¿Cómo serán las derivaciones?

El paciente debe ir al Hospital. Y son ellos, con autorización de un centro derivador provincial, los que determinen la derivación. Ese paciente se lo atenderá como si tuviera obra social”, completó. 

Uno de los sectores en donde se podría intervenir con estos cambios, sería en el área de Neonatología. Esto es como consecuencia del acuerdo alcanzado para que se mantenga abierta la Clínica Nacer. 




Comentarios