Claudio Romano asumió el pasado miércoles como nuevo Jefe de la Unidad Regional V de Policía, luego de la inesperada salida de Hernán Ferrero de ese cargo. "Para mí es un desafío muy grande", dijo quien estuvo 23 días al mando de la Unidad Regional II de Rosario. Y dio a entender que la emboscada a policías en Sunchales fue el hecho que derivó en su llegada a la ciudad. 

En diálogo con Somos Rafaela, indicó que "estaba trabajando en Rosario. Me avisaron a las 13 que debía venir para acá. Y a las 19 asumí en Rafaela. Hablé con el Jefe saliente, que tuvo una buena predisposición. Me comentó lo que pasaba acá y en Sunchales. Después, me quedé hablando con la Plana Mayor sobre el departamento".

"Estoy muy contento por el cargo. Nos pondremos a trabajar a disposición de la gente. Vengo con mucho entusiasmo a trabajar, a escuchar al vecino. Hay que tratar lo que se pueda cuando el problema sea chico, antes de que se vuelva más grande. Para mí es un desafío muy grande y muy lindo", comentó.

"Mi carrera fue toda en Rosario: fui jefe de diferentes comisarías, Jefe de Unidad, Jefe del Departamento Iriondo y de Rosario", relató.

Destacó que lo sucedido en Sunchales fue "un hecho fue muy preocupante. Tenemos 8 policías heridos, y dos de gravedad a mí entender, porque le fracturaron a uno un brazo y al otro lo hirieron en el arco superciliar en un ojo. Fue una emboscada, fue muy grave. El Cuerpo de Infantería va todos los días a Sunchales y están en contacto fluido con el jefe de la comisaría". Recordemos que la Justicia dispuso la prisión preventiva (domiciliaria para dos mujers) de los tres detenidos por el hecho. "Estamos en procura del arma", indicó.

"Es muy linda Rafaela. No la conocía. Ahora vamos a conocer la gente. Estamos a disposición de la comunidad y de las entidades. Me dijeron que hay ciertos barrios que son más candentes que otros. Vamos a procurar más patrullajes e indentificaciones de vehículos y personas del lugar", completó.