El diputado provincial Omar Martínez se subió a la polémica suscitada por el proyecto de ley que propone ampliar el Plan Abre a más localidades de la Provincia (hasta ahora, solo llegaba a Rosario y Santa Fe). Recordemos que en la sesión del pasado jueves el PJ abandonó el recinto. Más tarde, se dieron fuertes […]


El diputado provincial Omar Martínez se subió a la polémica suscitada por el proyecto de ley que propone ampliar el Plan Abre a más localidades de la Provincia (hasta ahora, solo llegaba a Rosario y Santa Fe).

Recordemos que en la sesión del pasado jueves el PJ abandonó el recinto. Más tarde, se dieron fuertes declaraciones del jefe de la bancada socialista, Rubén Galassi y hasta del propio gobernador Miguel Lifschitz

“El Plan Abre llegará y beneficiará a más ciudades santafesinas de primera y segunda categoría, entre ellas Rafaela“, indicó el legislador socialista oriundo de Ataliva, Omar Martínez.

“Por medio de este programa el gobierno provincial, en articulación con los gobiernos locales, realiza una inversión social en barrios específicos de ciudades cuyas realidades ameritan una abordaje integral”, dijo y agregó: “su impacto positivo fue subrayado incluso por el Observatorio Social de la UCA, que ponderó el avance favorable en los indicadores desde su implementación. Esta sanción definitiva que dimos ayer en Diputados, fue un paso clave para afianzar y profundizar este programa”.

Asi se refirió el diputado Omar Martínez al ser consultado por medios rafaelinos sobre la sanción definitiva de la ley que crea el Programa de Intervención integral de Barrios.

El Plan Abre fue creado en 2013 por el gobernador Antonio Bonfatti y se profundizó durante el gobierno de Miguel Lifschitz. Básicamente, el programa se basa en el trabajo interministerial junto a los gobiernos locales en lugares o barrios específicos que puedan estar atravesados por problemáticas sociales cada vez más complejas, como la conflictividad y la violencia. Allí, se realizan inversiones para realizar intervenciones urbanas integrales: obras menores como apertura de calles, compra de equipamientos, bienes, apuntalamiento de clubes e instituciones, intervención en espacios verdes, apoyo a emprendedores, entre otras actividades.

Hasta ahora, esta forma de trabajo se daba en Pérez, Rosario, Santa Fe, Villa Gobernador Gálvez y Santo Tomé. Con esta ley -que viene del Senado- esta posibilidad se extiende para todos los municipios de primera y segunda categoría” resaltó Martínez: “celebro este momento, esto significa un Estado que reconoce derechos y le garantiza mejor calidad de vida a los santafesinos”




Comentarios