En el marco de un nuevo rechazo del oficialismo, ante la presentación del proyecto que proponía estudiar la adhesión de una planta asfáltica en la ciudad, Bien Común volvió a destacar la falta de empatía y colaboración por parte de Juntos por el Cambio.

“Como ya es costumbre, el oficialismo decidió desestimar el proyecto presentado por nuestro espacio, el cual proponía la adhesión al Programa Municipios de Pie con el fin de solicitar el financiamiento necesario para la puesta en marcha de una Planta de Asfalto para el Distrito”, manifestaron desde la bancada vecinalista.

Los ediles Liliana García, Hugo Schamber y Raúl Rodríguez dijeron que, “si bien ya es moneda corriente que el oficialismo haga caso omiso a nuestros pedidos, reclamos y proyectos, esta vez consideramos que es una pena que no nos acompañen. Actualmente, contar con una planta asfáltica propia implica un gran ahorro para el municipio dado que el asfalto es comprado y traído desde Carhué”.

Consideramos que tener una planta asfáltica propia dotaría al municipio de mayores recursos para realizar los arreglos necesarios en los diferentes puntos de la ciudad y a su vez disminuiría los tiempos de acción”, continuaron.

Agregaron, “si tuviéramos una en Coronel Rosales se brindaría una autonomía desde este punto de vista ya que no poseemos insumos asfálticos y estamos sujetos a la disponibilidad de recursos de otros municipios”. Con respecto a esto último, García detalló que “en la etapa más estricta de la cuarentena, Carhué atravesó un faltante de material y el municipio no tenía cómo llevar a cabo los arreglos estipulados. Además de los beneficios ya nombrados vale destacar que se podrían generar más puestos de trabajo para los puntaltenses y se disminuirían los costos de combustible y el desgaste del vehículo que lo trae hasta nuestra ciudad”.

Los concejales de Bien Común pidieron saber si está garantizado el servicio de agua para las escuelas

“Por eso, para nuestro bloque era muy importante que se pidiera este estudio de financiamiento y costo para conocer las condiciones de volver a producir asfalto en nuestro distrito, tal cual sucedía hace varios años atrás. La problemática aqueja a los vecinos de todos los barrios y localidades, ya que el deterioro de las arterias de asfalto (y de aquellas que ni siquiera lo poseen) afectan el normal tránsito de vehículos particulares y del transporte público, trayendo aparejados accidentes de tránsito o la rotura de autos y motos particulares”.

“Por eso, nos parece motivo suficiente para que el municipio gestione y se haga cargo de esta situación”, finalizó.