“Crear un agenda conjunta frente a la crisis del agua” es el objetivo por el que los concejales de Bien Común pidieron al intendente Uset la necesidad un mayor diálogo entre el oficialismo y la oposición.

Desde el bloque que integran los concejales García, Schamber y Rodríguez expresaron que “cientos de familias la están pasando mal y necesitan del esfuerzo de todos los actores ante esta situación. Desde hace semana venimos pidiendo informes para compartir los esfuerzos, pero no hemos recibido nada”.

Los ediles consideran que “el vecino debe recibir soluciones porque para esto paga impuestos” y recordaron que a mediados de noviembre propusieron crear una mesa de gestión conformada por oficialismo y oposición, pero “los concejales de Uset desaprobaron la propuesta”, afirmaron.

Los concejales vecinalistas extendieron las quejas al oficialismo y recordaron que los concejales de Juntos por el Cambio tampoco acompañaron que “el Municipio iniciara un reclamo formal frente al actual sistema de Facturación del agua que se cobra por valuación fiscal de cada vivienda y no por el servicio prestado”.

“Nos resulta incomprensible que nos hayan impedido reclamar en este punto”, concluyeron desde el vecinalismo a la vez que destacaron el acompañamiento del GEN y el Frente de Todos.

T