El gol de Pity Martínez sobre la hora se escuchó más que cualquier otro en el atardecer del domingo puntaltense, era el 3 a 1 y, definitivamente, sentenciaba que River Plate era Campeón de la Copa Libertadores de América 2018.

No tardaron las calles del centro puntaltense de llenarse de hinchas millonarios que, con alegrìa propia y burlas al rival de toda la vida, le dieron un color diferente al centro de la ciudad, el color y la pasión que el fútbol genera en cada punto del  territorio argentino. 

Salud Campeónes!!!