El rojinegro lo dio vuelta y lo ganó 2 a 1 con goles de Sabatini. Blanco puso en ventaja al tricolor. El árbitro Fernando Marcos en el centro de las críticas.


Pasaron casi 4 años para que Sporting volviera a ganar un clásico de visitante y lo hizo este lunes. Superó Rosario por 2 a 1 y se quedó con el derby puntaltense. El rojinegro lo dio vuelta con goles de Mauro Sabatini. El tricolor había comenzado ganando con una conquista de Enrique Blanco.

En el centro de la tormenta quedó el árbitro del partido, el puntaltense Fernando Marcos, que tuvo una mala tarde con fallos que incidieron en el desarrollo y el resultado del partido.

Primer tiempo: mejor Rosario que encontró la ventaja.

El equipo local salió mejor al campo de juego, bien parado en la zona media Rosario supo que hacer desde el comienzo del partido. Fernández y Dindart para contener, Lezcano y Ovando para abrir la cancha y atacar a Sporting.

Sporting superó a Rosario por 2 a 1

El libreto salió bien para los de Marcelo Katz que se sin tener un dominio abrumador era más que su rival. Sin sobresaltos en defensa el tricolor construyó su mejor versión en la primera etapa, llegando con Ovando, Lezcano y Blanco.

Pasada la media hora una gran salida por la izquierda entre Medina, Ovando y Blanco terminó con el arquero de Sporting, Herrera, cometiéndole penal a “Quique”. Fue el mismo Blanco quien ejecuto, el arquero rojinegro contuvo pero el rebote le quedó al “10” para poner el 1 a 0.

Será penal de Herrera a Blanco y el 1 a 0 parcial a favor de Rosario

El penal dejó dudas en Sporting, fue la primera jugada polémica que involucró directamente a Fernando Marcos, el árbitro que no paso desapercibido en la tarde.

Los primeros 45 se fueron con un Rosario seguro en su andar y en ventaja ante un Sporting que no tuvo nunca la pelota y que no pudo hacer valer el juego de Castellano, Linares y Otero en el medio para generarle peligro al local.

Quedó para el cierre otra polémica. Un supuesto golpe de Bocca a Sanhueza dentro del área que fue reclamado como penal y expulsión. Marcos y su asistente no observaron nada.

Segundo tiempo: Rosario pudo liquidarlo

En el comienzo del complemento Rosario pudo sentenciar la historia. Blanco superó en cada intento a Rivarola y forzó una buena atajada de Herrera, mandó un pase paralelo a la línea de gol que nadie pudo empujar dentro del arco y generó una jugada que terminó con infracción dentro del área de Fochesatto. Era penal que Marcos no cobró.

La irresponsabilidad de Bocca que cambió el partido

Sporting empezó a crecer, se adelantó en el campo de juego y puso mucha presión, ahogó a Rosario que resistía con Brunelli y Romero en la zaga central, mas las intervenciones de Arias descolgando centros y atajándole un cabezazo a Sabatini.

Pero el partido se hizo totalmente favorable a Sporting cuando Franco Bocca en la mitad de la cancha golpeó a Sanhueza en el rostro. Roja directa. Rosario con 10 y Sporting dominando el partido. Mal augurio para el tricolor.

Creció Castellano y Linares empezó a hacer circular más la pelota, pero entró desde el banco Gabriel Romero para hacerse dueño del equipo y empezar a manejar los tiempos del rojinegro. Desde su conducción y pegada el visitante creció en juego y claridad.

Sporting superó a Rosario por 2 a 1

Con él y Casco juntándose en el izquierda y Berra abriendo la cancha por la derecha Sporting se hizo dueño de las bandas y a Rosario no le quedó más que resistir.

En un córner Sabatini se anticipó a todos y de cabeza superó a Arias para poner el 1 a 1, un golpe fuerte que Rosario sintió y motivó a Sporting para ir a ganarlo.

En un contragolpe rápido Sabatini corrió a la par de Franchi y Brunelli y Marcos observó penal sobre el delantero rojinegro. Sancionó y desató otra polémica en la tarde. Nada le importó al “Topo” que con enorme frialdad puso el 2 a 1, el segundo en su cuenta personal que lo consolida como el goleador en este arranque del torneo “Oscar Morán”.

Parecía que Sporting festejaría sin sobresaltos pero pasados los 45 minutos Brunelli se la bajó de cabeza a Pierce quien ensayó una pirueta que se fue cerca del ángulo superior izquierdo de Herrera.

No hubo tiempo para más y festejó Sporting que aprovechó su momento para seguir puntero con puntaje ideal en el campeonato. Rosario quedó masticando la bronca de sentirse perjudicado por un arbitraje de Fernando Marcos que será tema de conversación por varios días en Punta Alta. 

Fotos gentileza: Néstor Franchi 




Comentarios