El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que “ya hay casi dos millones de inscriptos para vacunarse” contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires. Al respecto, sostuvo que las dosis “van llegando a medida que se producen” en el mundo.

Esperemos que la semana que viene lleguen más y podamos empezar a distribuirlas”, afirmó este sábado en declaraciones a Radio 10, y precisó que ya hay 1.918.299 bonaerenses anotados.

Asimismo, el gobernador, que se aplicó el fármaco ruso Sputnik V en el primer día de vacunación, indicó que “en todo el planeta, hay una especie de corrida por las vacunas, y obviamente está muy difícil acceder a cantidades masivas”. “Esperamos seguir recibiendo mas dosis”, se esperanzó.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof se aplicó la vacuna Sputnik V en el primer día de vacunación.Gobierno de la Provincia de Buenos Aires

”El mundo esta corriendo atrás de la vacuna, para producirla y conseguirla. En Europa, hay problemas para la producción, en Estados Unidos para su distribución”, consideró, al tiempo que remarcó que “como oportunamente se trabajó bien, sin prejuicios, vinieron las vacunas que hoy están entre las mejores que hay disponibles”.

Según explicó el mandatario bonaerense, “cada semana se obtuvo una remesa”. “Esperamos seguir así para seguir creciendo”, comentó.

Por otro lado, habló de quienes no quieren aplicarse la vacuna, porque “le infectaron la cabeza con noticias falsas y con mentiras”. Al respecto, señaló: “Hay que ser mezquino para militar en contra de la vacuna”.

El gobernador bonaerense dijo que “hay que ser mezquino para militar en contra de la vacuna”. Clarín

“Estamos ganando la batalla. Los que apuesten en contra de la vacuna van a perder. Pronto, vamos a tener las dosis necesarias, y vamos a vacunar a todas las personas de riesgo, que son más de 5 millones de sujetos”, adelantó.

Tengamos en cuenta que la vacunación no es obligatoria, cada uno decide. Por eso estamos realizando las campañas de vacunación para que las personas puedan estar informadas”, cerró.

En línea con ello, el gobernador dijo este viernes que no puede entender como “aún hay una campaña antivacunas”, y destacó que el plan de vacunación contra el coronavirus se desarrolla “sin privilegios ni diferencias de ningún tipo”.