Con el correr de las horas se conocieron nuevos detalles sobre el ataque al joven de 19 años que fue apuñalado y disparado por un conocido a quien llevaba en el auto. La víctima fue identificada como Manuel Sánchez y según se pudo reconstruir, su agresor Santiago Negrete, habría armado una emboscada para atacarlo.

Según allegados de la víctima y testigos del hecho, el agresor habría dejado su auto cerca del lugar del ataque y habría llamado por teléfono a la víctima de quien era conocido, para que este le acerque hasta su casa. Sánchez lo buscó a Negrete y cuando ambos venían en el auto por la esquina de las avenidas Perito Moreno y Chubut, otros dos jóvenes cruzan la calzada e impiden que el coche siga circulando.

Cuando el auto detuvo la marcha se efectuaron los disparos, uno de ellos impactó en la ventanilla y una en la cabeza de la víctima. El hecho se siguió reconstruyendo con el testimonio de una enfermera que paseaba a sus perros por el lugar y asistió a la víctima.

“Escuché que alguien pedía ayuda, por eso me fui hasta la esquina y ahí lo vi a Manu. Él estaba corriendo en la avenida Maipú, mientras lo seguía otro chico. En determinado momento, lo agarra y empieza a apuñalarlo en el cuello varias veces. Se notaba que lo hizo con mucho odio”, indicó la trabajadora de la salud en diálogo con Misiones Online.

“En ese momento Manu se cae a la vereda, Negrete lo agarra de la cabeza y lo empieza a reventar contra la escalera de la vereda, le pegaba piñas y le pateaba la cabeza”, ese fue el momento en que la enfermera decidió llamar a la Policía e intervenir en la situación.

Manuel Sánchez fue operado de uno de sus pulmones

“Cuando yo me metí el agresor se va corriendo para la calle Herrera. Pero volvió y continuó pisando la cara y pateando. Ahí me tiré arriba de Manu y justo en eso llega la camioneta de la Policía”. En ese momento el agresor fue rodeado por los efectivos y detenido, pero la enfermera continuó atendiendo a la víctima.

Santiago Negrete se encuentra detenido por intento de homicidio

“Le pedí que me hable, empecé a auxiliarlo con lo poco que tenía. Me doy cuenta que tenía literalmente partida su cabeza. También noté que tenía una herida de bala sin salida en la parte de la sien”, describió la enfermera que permaneció una hora a su lado hasta que llegó la ambulancia. “Me pedía que no lo deje solo, se me iba en los brazos, el me decía siento que me voy siento que me duermo”.

Santiago Negrete, está preso y se investigan las primeras hipótesis que hablan de una disputa por una chica que mantenía una relación amorosa con la víctima. Siempre según testigos tras ser aprendido a pocas cuadras del lugar, el agresor había manifestado que fue un “acto de justicia” o un “acto de amor”.

En inmediaciones se procedió al secuestro de una pistola calibre 22 y dos celulares que estaban en el interior de un vehículo VW Voyage estacionado sobre la avenida Maipú y calle Perito Moreno. La causa se caratuló como intento de homicidio y el juez que interviene en la misma es Juan Manuel Montes.

A la víctima le diagnosticaron “herida cortante en cervical, cara y ambos miembros superiores, herida por arma de fuego con orificio de entrada en maxilar región derecho sin orificio de salida, neumotórax izquierdo, se le colocó tubo de avenamiento pleural”. Esta mañana fue sometido a una intervención quirúrgica en uno de sus pulmones. Los médicos aún evalúan cómo procederán con la bala que tiene alojada en la cabeza producto del disparo que recibió.