Manuel Sánchez, el joven posadeño que el lunes pasado fue baleado y apuñalado por Santiago Negrete, brindó una entrevista periodística desde su casa donde se recupera de las heridas recibidas. El joven todavía no comprende la hazaña con la que su conocido lo atacó.

No puedo dormir, no puedo respirar por la nariz ni puedo comer. Obviamente no estoy bien, no puedo respirar bien. Estoy con dolores, vómitos y no puedo dormir por las noches”, dijo Manuel Sánchez en entrevista exclusiva de Misiones Online.

Además de las insistentes puñaladas que le propició Negrete, el joven recibió un disparo en su pómulo derecho y la bala calibre 22 aún permanece alojada allí. “Me están haciendo todos los estudios para ver cómo va a quedar, pero todavía no me dijeron nada”, sostuvo.

Por ahora, solo puede tomar agua y alimentarse a base de comida procesada ya que el dolor no le permite masticar. “No puedo comer nada que sea sólido porque me duele mucho. Tampoco puedo abrir mucho la boca”.

En cuanto a su vínculo con su atacante Santiago Negrete, el joven indicó que eran conocidos que se llevaban bien y que solían charlar. “Yo no tenía ningún problema con él como para no llevarlo a su casa”, indicó. Por lo que detalló, los jóvenes venían charlando de otros temas y no imaginó que sería atacado sin mediar palabras.

Sobre la razón del ataque indicó que aún no se explica las razones del mismo. “Ya me preguntaron muchas veces, pero no sé por qué tuvo esa reacción y el porqué de esa situación”, dijo.

Sánchez continuará su recuperación y verá cómo, ni bien pueda, seguirá sus estudios en la Facultad de Ciencias Exactas de la UNaM, “mi idea siempre fue ser ingeniero químico y ver luego si podría seguir la carrera de ingeniería nuclear en el Balseiro”, dijo al final de la entrevista.