Un oficial del SPP sufrió un accidente vial con su motocicleta marca Honda Titán 150, cuando se dirigía a su domicilio después de 30 horas de guardia en la Unidad Penal N°1 dela localidad de Loreto. El siniestro se registró el acceso al barrio El Lago de la localidad de Candelaria.

Como consecuencia del siniestro, el efectivo sufrió lesiones múltiples: fractura de ambos brazos, de una pierna y traumatismo de cráneo. Se encuentra internado en terapia intensiva.

El hecho se registró el día miércoles pasado alrededor de las 13:40 horas, y desde allí el hombre permanece internado en terapia intensiva. El efectivo del SPP regresaba a su domicilio ubicado en la capital provincial, cuando sufrió el despiste con su motovehículo. El hombre fue trasladado al Hospital Madariaga debido a la gravedad de las lesiones, donde permanece internado en con asistencia respiratoria mecánica y con pronóstico reservado.

Los motivos del siniestro aún intentan establecerse, pero pudo conocerse que el mismo despistó sobre un tramo de autovía sobre la Ruta Nacional N°12 a la altura de la colectora de ingreso al barrio El Lago en Candelaria.

Según las primeras versiones del mismo, el oficial circulaba en sentido a Posadas luego de cumplir con una guardia de 24 horas y seis más de oficina en el penal de Loreto, donde presta servicio hace tres años. El efectivo perdió el control del rodado al ingresar a la ruta desde la colectora. No se descarta que el error de manejo se produjera por el cansancio del oficial tras la intensa jornada laboral.

Candelaria: un oficial del Servicio Penitenciario Provincial protagonizó un siniestro vial. SPPGentileza: Primera Edición

Fueron los automovilistas que circulaban por ese lugar quienes alertaron al 911 y un móvil perteneciente a la Comisaría de Candelaria llegó al lugar del hecho para solicitar una ambulancia.

Según autoridades del SPP, lamentaron el suceso y al respecto de la cantidad de horas trabajadas, mencionaron que como oficial de servicio debía cumplir una guardia de 24 horas más las de trabajos de oficina, con el descanso necesario dentro de la unidad penal.