Médico de profesión y con larga trayectoria en el tratamiento de las comunidades más alejadas del interior de Misiones, Herrera Ahuad sabe que la principal vacuna contra el contagio es cerrar y custodiar las fronteras.


El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, fue el primer mandatario que pidió el cierre de fronteras con Brasil y Paraguay ante los primeras víctimas fatales de pandemia. Lo hizo en forma directa y expresa ante el presidente Alberta Fernández.

Médico de profesión y con larga trayectoria en el tratamiento de las comunidades más alejadas del interior de Misiones, Herrera Ahuad no ha cambiado de actitud. Sabe que la principal vacuna contra el contagio es el cierre y la custodia de las fronteras. 

Casi como una redundancia, medios locales ratificaron este jueves que el gobernador Ahuad se mantendrá en esa tesitura. A ello se agrega otro factor, que es el económico. Desde que se clausuró el puente a Encarnación y también los demás pasos, incluido el puente a Foz do Iguazú, los comerciantes locales están mas que satisfechos.

Este martes, los comerciantes realizaron una protesta del otro lado del puente San Roque González de Santa Cruz. En Encarnación, la capital del vecino estado de Itapúa. Quieren que vuelvan el comercio argentino y las jugosas que se realizan en tours llegados de Buenos Aires y las principales ciudades argentinas. 

Según el diario El Territorio, el bloqueo de la frontera tras declararse la pandemia el 20 de marzo en la Argentina sigue generando un intenso debate en esta parte del país como también en Paraguay y Brasil. De este lado de la frontera no hay debate. Los comercios están trabajando a pleno y funcionan con planes de descuentos y reintegros.

“La prioridad es el tema de la salud”, recordó ayer (por el miércoles) el diputado nacional por Misiones Ricardo Wellbach. Al defender el actual bloqueo de la frontera planteó que “se puede atender las cuestiones por razones humanitarias o sanitarias”. Pese a ello, rechazó toda posibilidad de abrir la frontera para favorecer el comercio irregular, porque “para la importación o exportación de productos y mercaderías está legalmente permitido”, recordó ayer en diálogo con El Territorio.

El funcionario, de abundante aparición en los medios, es el hombre de confianza y virtual vocero del jefe de la Renovación, Carlos Rovira, el frente-partido que gobierna Misiones desde hace dos décadas. Es una suerte de “monje negro” por el que pasan muchas decisiones del ejecutivo y de la estrategia del legislativo.




Comentarios