El hecho denunciado en la Comisaría de la Mujer de Itaembé Miní ocurrió el 27 de abril según la madre de la menor. La esposa del acusado defendió al hombre.


La madre de una menor de 12 años denunció un intento de abuso contra su hija en un merendero cercano a su casa, cuando la menor fue a devolver un táper. Ocurrió en la zona sur de Posadas.

Belén Ojeda denunció a la policía que fue el esposo de la dueña del merendero quien trató de violar a la nena, pero la mujer niega que su marido haya cometido ese abuso.

La denunciante señaló en Radio Libertad que el hecho ocurrió el lunes 27 de abril, cuando su hija fue al merendero el Sol del Barrio Aeroclub en Posadas, que en ese entonces estaba a cargo de Zulema González y su esposo.

“Mi hija va y deja el táper al merendero. Es lo normal, dejamos el táper y retiramos al medio día. Sin embargo mi nena fue a dejar su táper y llorando llegó a mi casa diciéndome que un hombre en el merendero le mostró su pene y le hizo movimientos sexuales”, relató.

Belén Ojeda dijo que la menor se echó a llorar ante la escena y echó a correr lo que la abría salvado del abuso. La denuncia fue realizada en la Comisaría de la Mujer de Itaembé Miní.

Con la ayuda de la menor, logró identificar al hombre que parecía un comensal más en el merendero. “Vamos a la casa de ellos a hablar y lo único que hicieron fue llamar al comando y lo detuvieron 18 horas, pero a hora está en libertad con su señora”, aseguró en MisionesOnline.

La familia de la nena hizo una segunda denuncia y la policía le informó que llevara más testigos, porque no es la primera denuncia en contra del presunto atacante.

En un anterior episodio contra otra nena, se habría consumado la violación, según explicó Ojeda. “Fuimos con la presidente del barrio, pero el hombre sigue libre, se pasea por el barrio, pasa por el frente de mi casa burlándose”, cuestionó.

Zulema González, esposa del acusado rechazó las denuncias. “Nada que ver con la denuncia. El hecho ocurrió en mi merendero y todavía no se sabe quién fue. Me comentaron todo lo que había pasado y yo misma le abría las puertas del merendero para que traten de identificar al sujeto”.




Comentarios