La labor del árbitro Sergio Pérez enojó al equipo y a la hinchada franjeada. Aseguran que el gol de los salteños fue en offside.


El mundo franjeado de Posadas está que arde por la pésima labor del árbitro correntino Sergio Pérez en el duelo de ida de la final por el ascenso al Federal A contra Central Norte.

El experimentado capitán de Guaraní, Hugo Troche, afirmó: “Ni para la liga correntina está y hace como un año que no dirige. Igual tenemos que masticar la bronca toda la semana y transformarla en positiva para revertir el resultado en Salta”.

Hugo Troche, el goleador de Guaraní dijo a Radio Libertad disparó contra el juez de Corrientes, una provincia tradicionalmente “enemiga” de Misiones, porque anuló mal un gol a Guaraní y avaló el de Central Norte en clara posición adelantada. Agregó que todas las divididas la cobró para Central. 

“Nos mandaron un árbitro que no dirige hace un año. Lo conozco bien y tengo muchos amigos que también lo conocen. No está ni para la liga correntina y ayer lo pusieron en una final”, dijo.

Troche contra todos. El delantero de Guaraní en plena acción. Está indignado con la actuación del árbitro correntino. (MisionesOnline)

A esto el delantero le sumó que “se nos reía cuando le protestábamos algo. Todas las divididas para ellos y la verdad que fue muy evidente. Todo el estadio lo vio y eso da mucha bronca, perder así”, agregó.

Sin embargo, pese al complicado panorama, Troche manifestó orgullo por la garra de sus compañeros y no ve la hora de darlo vuelta en Salta. “Quedan 90 minutos y esto es fútbol. Si nos toca perder, que sea con Central Norte pero en la cancha, no por un factor externo”, afirmó

Troche, de Patria de Formosa, a préstamo en La Franja, dijo que le gustaría coronarse con el ascenso ya que después del domingo no sabe cuál será su futuro porque finaliza el préstamo en el conjunto misionero.

Habló de los incidentes y dijo que los generó Pérez con su mal desempeño. “Los hinchas se fueron con mucha bronca. Igual son cosas que no está bueno que pasen”, sentenció.

La revancha se jugará el domingo en el estadio Padre Martearena de Salta, donde Central Norte suele convocar hasta 15.000 personas cada fin de semana aunque se espera un marco superior ese día teniendo en cuenta las posibilidades de lograr el ascenso.






Comentarios