Quizá uno de los hechos más insólitos que hayan sucedido en el Senado de la Nación fue lo protagonizado por las senadoras Clara Vega y Gabriela Riollo y fue visualizado por su par kirchnerista, Anabel Fernández Sagasti. ¿Qué fue lo que sucedió? Al parecer, Riollo ocupó la banca de Vega cuando esta última fue a izar la bandera.

Clara Vega denunció que otra senadora ocupó su lugar cuando fue a izar la bandera. Foto: Infobae

Lo insólito de la situación desató una serie de discusiones entre el bloque oficialista y el opositor durante la sesión del Senado.

“Bochorno para el Senado”

La senadora kirchnerista, Anabel Fernández Sagasti, pidió la palabra para denunciar lo que estaba sucediendo: “Es una vergüenza, esto nunca había pasado, es un bochorno para el Senado”, señalando lo ocurrido de que una colega suya había ocupado la banca de otra cuando esta última se había levantado para ir a izar la bandera.

La “damnificada” fue Clara Vega, quien tiene un monobloque propio y fue seleccionada en el 2019 a través de una alianza con Juntos por el Cambio. Sin embargo, a partir de este 2022, trabaja como aliada del Frente de Todos.

Así, Vega denunció que al pararse para izar la bandera, su puesto fue ocupado por la senadora de San Luis, propia del PRO, Gabriela Riollo. Pero la denuncia no quedó allí: la enmarcó dentro de un “acoso constante” que padece por la oposición desde marzo, cuando decidió cambiarse de rumbo político.

Clara Vega, representando en la actualidad al Frente de Todos.

“Desde el 29 de diciembre han iniciado un acoso constante sobre mi persona. En marzo me llamaron pidiéndome mi lugar en el recinto. Me llamaron para pedirme mi lugar en el medio del bloque porque no querían que esté sentado con ella. Contesté pidiendo que me pasaran del otro lado de la bancada. La distribución arbitraria que han hecho de las bancas corre por parte de ellos”, señaló Clara Vega.

E incluso también manifestó más actos de “bullying” contra su persona, cuando vio tiempo atrás por la televisión que un senador de Juntos por el Cambio no mencionaba su nombre, sino que hacía alusión a ella a través del apellido del personaje de la serie “El Zorro”, Don Diego de la Vega.

“Para que todo el mundo conozca el nivel con el que consideran a las mujeres”, expresó dicha senadora.

Gabriela Riollo, la otra senadora implicada en la discusión. Foto: @gabagr

Pero, al mismo tiempo, la propia Riollo y sus compañeros de partido hicieron el respectivo descargo de las acusaciones de Vega, señalando que esta última quiso sentarse “de prepo” en ese lugar que no le correspondía y mostraron imágenes de Vega ubicada en otro sitio durante anteriores sesiones.

Pero sí recalcó Riollo, en diálogo con Clarín, que: “Es un papelón está discusión con todo lo que está pasando en el país”.