La sesión de este jueves en el Senado, donde el oficialismo busca aprobar el “Fondo para la Cancelación de la Deuda” con el Fondo Monetario Internacional (FMI), arrancó con fuertes cruces entre Luis Juez (PRO) y el Frente de Todos, a lo que se sumó una insólita polémica por un intercambio de bancas.

Alejandra Vigo Alfredo Cornejo Foto Federico Lopez Claro

Sin la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien se encuentra reemplazando en la Presidencia de la Nación a Alberto Fernández, la jornada en el recinto comenzó con un reclamo del jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo, por el lugar que ocupó Unidad Ciudadana en el Consejo de la Magistratura.

Dividiendo artificialmente el bloque del Frente de Todos, se han apropiado del lugar que le corresponde a la segunda minoría”, denunció Cornejo en defensa de Juez, mientras que el jefe del bloque del Frente Nacional y Popular, José Mayans, defendió la maniobra y volvió a criticar el fallo de la Corte.

Fue entonces cuando la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti advirtió que en la banca que ocupa la riojana Clara Vega (contra las paredes del fondo y a la izquierda de la cordobesa Alejandra Vigo) estaba siendo ocupada por otra senadora, Gabriela González Riollo (PRO-San Luis), quien se sentó allí mientras Vega izaba la bandera.

Alejandra Vigo Alfredo Cornejo Foto Federico Lopez Claro

“Es bochornoso que en el Senado se den estas circunstancias. Que una senadora se pare a izar la bandera y otra senadora le ocupe la banca… una banca que ha sido asignada por este Senado… les pido que resolvamos esta situación. Es un papelón para este Senado”, pidió Sagasti.

El tema abrió un conflicto con gritos cruzados en el recinto. González Riollo, la ocupante de la banca en discordia, se defendió: “No es verdad lo que se dijo de que una senadora se levanta y otra le ocupa el lugar. Me veo agraviada. Se falta a la verdad. Me da mucha vergüenza que esté sucediendo esto”.

Luego fue el turno de Juez, quien encendió otra polémica. “¿Se dan cuenta lo que pasa cuando habilitamos el ‘vale todo’? Esto pasa cuando se rompen las reglas del juego”, dijo, y en medio del bullicio remató con un mensaje hacia la presidencia provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala: “Si usted tiene dificultades para conducir esta sesión…”.

El clima del recinto se caldeó aún más. “Es una falta de respeto hacia mi persona. Usted no me va a venir a marcar el timing”, le contestó Ledesma Abdala desde el estrado principal. “Que por lo menos sea un poco hombre y diga ‘disculpe’”, agregó, mientras la senadora Julia Di Tullio se ponía de pie y gritaba: “¡Es una vergüenza!”.

Luego tomó la palabra Vega, la senadora que cambió de banca. Reveló que a principios de marzo, Juntos por el Cambio le pidió su lugar en el recinto ya que se ubicaba en el medio del interbloque, y denunció “un acoso constante de mensajes y ataques en las dos últimas sesiones”.

Antes, Mayans había cargado las tintas contra Juez por “cosas que ha dicho en los programas de televisión” cuando se definían las vacantes en la Magistratura. “No nos puede decir sinvergüenzas, delincuentes y todas las cosas que nos dijo a los integrantes de este cuerpo. Son declaraciones irrespetuosas”, se quejó el formoseño.

Finalmente, el jefe del bloque radical, Luis Naidenoff, advirtió que “algunos senadores están asustados por las consideraciones de Juez en los medios” pero recordó que los legisladores tienen inmunidad de opinión. “¡Esto es una extorsión velada!”, alertó.