Máximo Kirchner y la crítica a la situación económica: “Los trabajadores quieren dejar de ser traicionados”

Así se manifestó el dirigente de La Cámpora en el acto por el 17 de octubre que copó la Plaza de Mayo.

Máximo Kirchner pronunció un discurso crítico, acompañado por el moyanismo, las CTA, La Cámpora y otros grupos kirchneristas. Foto: Clarín.
Máximo Kirchner pronunció un discurso crítico, acompañado por el moyanismo, las CTA, La Cámpora y otros grupos kirchneristas. Foto: Clarín.

Este lunes 17 de octubre, por el Día de la Lealtad Peronista”, La Cámpora y los gremios más vinculados al kirchnerismo llevaron adelante un acto en Plaza de Mayo, donde presentaron fuertes quejas al Gobierno y también a la Confederación General del Trabajo (CGT).

Día de la Lealtad Peronista: Pablo Moyano y Máximo Kirchner. Foto: Prensa La Cámpora.
Día de la Lealtad Peronista: Pablo Moyano y Máximo Kirchner. Foto: Prensa La Cámpora.

“La Argentina necesita un respiro, no lecciones de economistas que solo benefician a unos pocos”, manifestó Máximo Kirchner en la convocatoria. También estuvieron presentes Axel Kicillof, Pablo Moyano y las dos CTA cercanas al kirchnerismo.

La manifestación estuvo liderada por el hijo de Cristina Kirchner y también participó el PJ bonaerense, pero no estuvo Alberto Fernández. Entre otros dirigentes de renombre, se pudo ver a Claudio Lozano, exdirector del Banco Nación, y a Roberto Baradel, Secretario General del Suteba.

Máximo Kirchner y la crítica al Gobierno: “Los trabajadores están esperando que dejen de traicionarlos”

Al iniciar su oratoria, Máximo hizo extensivo “el saludo y el abrazo” de Cristina Kirchner a todos los que estaban presentes en el acto. Y luego agregó: “Qué lindo que es escucharlos cantar con esperanza, más allá de los nombres y de los apellidos”. De fondo se escuchaba el canto de los manifestantes que coreaban: “Cristina, presidenta”.

“Son las trabajadoras y los trabajadores los que siempre han puesto el hombro”, comenzó en su discurso el dirigente de La Cámpora. “Son los mismos trabajadores, los que aceptaron durante la pandemia una reducción de sus salarios, los que hoy están esperando, de una vez por todas, que dejen de traicionarlos”.

Luego, criticó la medida del dólar soja al afirmar que “a las cerealeras hubo que hacerles un descuento especial cuando tenían que liquidar los granos”. Después fue el turno del Fondo Monetario Internacional (FMI): “El problema de la deuda no está solucionado”.

En ese marco, sentenció: “La Argentina necesita un respiro, no lecciones de economistas que solo benefician a unos pocos”.

Al referirse a las elecciones, Máximo Kirchner comentó: “Los desafíos por delante no es ver quién tiene lugares en las listas, con la situación que está en nuestro pueblo, tener una banca y cuando hay que votar fondos buitre no aparecen”.

Y en tanto a la situación económica, recalcó que los trabajadores precisan “una suma fija que los saque del ahogo en el que están sumergidas sus familias”.

También hubo espacio para criticar al expresidente de La Nación: “Maleducado, si alguien fracasó no fue la sociedad, sino Mauricio Macri”.

Los reclamos económicos que se hicieron contra el Gobierno

En sintonía con los dichos de Máximo Kirchner, al inicio del acto se leyó un documento donde se reclama “un aumento de suma fija” y un “ingreso familiar de emergencia, para palear el deterioro del incesante por el incremento de los productos de la canasta básica”.

Máximo Kirchner durante el discurso que pronunció en Plaza de Mayo. Foto: Clarín.
Máximo Kirchner durante el discurso que pronunció en Plaza de Mayo. Foto: Clarín.

Además, se exigió “estricto control de precios”, y un “Observatorio de precios y de disponibilidad de insumos”. Luego continuaron pidiendo avanzar con la “sustitución de importaciones” y “rediseñar el sistema financiero”.

Otros pedidos que se hicieron fueron volver a “aplicar la Ley de Medios” y la “reforma de la Corte Suprema, para avanzar con la reforma de la Constitución”.

Temas Relacionados